Esta es la foto que le gusta enseñar a mi madre: sus hijos díscolos (los pequeños), juntos y ordenados en la estantería de una tienda respetable (no recuerdo si la FNAC o La Casa del Libro).

 

 

Esta es la primera novela de mi hermano Pedro, que escribe como quiere y como es: duro, afilado, brillante. Se compra aquí y su blog es éste. Además decidió convertir en humor, compromiso y literatura su afición por la bici y publicó "Biciosos". Os gustará. Antes de la pandemia, escribió sobre el turismo "Exceso de equipaje" (Debate) y a finales de 2020 un delicioso y muy personal libro de relatos: "Cabo Norte" (Ediciones Menguantes).